Perriando, la clave entre la salsa y el reggaetón

Perriando, la clave entre la salsa y el reggaetón

Puerto Rico tiene una riqueza cultural que muchos países envidiarían. La isla ha sido, por muchos años, una cuna de talentos que han nutrido géneros tropicales como la salsa y el reggaetón. La influencia africana que tiene su música autóctona como la Bomba, es la clave de sus dos fuertes potencias musicales, ambos géneros van de la mano como hermanos, pero algunos todavía no se dan cuenta.

Entre los tantos países que han adaptado distintos géneros musicales a su manera, Colombia es uno de los que más ha destacado tanto en la salsa como en el reggaetón. Lo hizo con la salsa sensual en los 80’s y en la última década con el reggaetón, teniendo exponentes de talla mundial en la actualidad como J Balvin, Maluma o Sky Rompiendo, pero uno que ha vuelto al ruedo con fuerza este año, y está dando que hablar, es Reykon ‘El Líder’, que no se te olvide.

Su canción Perriando llegó como algo inesperado en un género donde existe tanta demanda que no todos los productos son de buena calidad y se tiende a caer en lo genérico; funcionales, pero genéricos. Esta fusión de salsa con reggaetón es una fórmula que algunos artistas ya lo hicieron anteriormente con buena aceptación en el público como Tego Calderon (Llora, llora ft. Oscar D’Leon), Jowell y Randy con Julio Voltio (Ella lo que quiere es salsa ft.Victor Manuelle) o Eddie Dee con los otros once discípulos en Quítate tú pa’ ponerme yo (sample del tema con el mismo nombre de la Fania All Stars); incluso se hizo un álbum colaborativo entre artistas de ambos géneros: Los cocorocos (2006).

Actualmente, algunos artistas urbanos también coquetearon con esta fusión como Farruko ft. Victor Manuelle con Amarte duro (2018) o J Balvin con La rebelión (2018) que lo montó sobre un beat de trap, pero ambas sin mucha repercusión, lo cual no le auguro a Perriando.

REFERENCIAS INFALIBLES

En el videoclip nos encontramos con un Reykon de geniales movimientos Lavoeanos y apariencia muy a lo Willie Colón, lanzándose con un reggaetón sobre la pista de La murga de Panamá (1971) de Héctor Lavoe. He aquí la primera referencia y la que se mantendrá durante todo el sencillo.

En la letra de la canción hay pasajes históricos tanto de salsa como del reggaetón. Lo más cercano a un tributo musical a estos dos géneros, similar al que le hizo J Balvin al reggaetón el año pasado, o se le podría relacionar al efecto magdalena tan usado últimamente en el movimiento. De cualquier manera, se reconoce el homenaje y el respeto a los padres de todo esto.

Que si escuchando a Tego en una esquina

Decía que las más putas son las más finas

Y no respondo, ni por mí ni por mi combo,

Si la nena quiere chorizo le traemos al Chombo

Lo mejor es que algunas partes son apoyadas con imágenes para el entendimiento de todo público, cuando vemos a Reykon personificando a Tego Calderón al mencionar el verso de “las más putas son las más finas” de Pa’ que retocen (2002). Mientras que la referencia a Quieren chorizo (1997) de El Chombo se queda en pura lírica del reconocido tema.

A lo loco, bien loco, bien loco,

Esto es un perreo pa’ que no te pegues poco.

Oye, dj, apaga la luz

Porque estas nenas tienen actitud

En esta parte de la estrofa encontramos un cruce de generaciones, pues en la primera barra se entiende la referencia del icónico tema Bien loco (2010) de Nova y Jory, dejando la old school para las dos últimas líneas rememorando algo de Gata salvaje (2002) de Héctor y Tito ‘Los bambinos’ ft. Nicky Jam.

Por ahí dejé pasar algunas menciones como las de los salseros Ismael Rivera, Rubén Blades, Willie Colón; o la de reggaetoneros como Arcángel, De la Ghetto, Don Omar, etc; y una que otra canción. Desengranar todas las referencias visuales y auditivas de este tema nos tomaría mucho más tiempo del que ya abusé.

Lo cierto es que Reykon tuvo el atrevimiento musical que otros artistas del momento no están teniendo, quizás por miedo a no alcanzar los millones de views que tanto acostumbran tener. La música se trata de eso, jugar con los elementos, usarlos y removerlos de todas las maneras posibles, evolucionar como género. “El género (reggaetón) todavía tiene para donde crecer, no sé si vaya a estar en este peak donde está ahora mismo, pero no siento que vaya a desaparecer”, dijo Tainy en una entrevista para Vice y no puede estar más en lo cierto.

Sigue a Ángel Monteza en Instagram y Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *